Comida como recurso: la política del “No Desperdicio”

El marco regulador europeo y nacional fomenta las medidas tomadas con el fin de evitar de desperdiciar la comida, a través de políticas de reutilizo.  

La comida se desperdicia en muchos ámbitos, a partir de las familias, con compras no programadas y excesivas con respecto a la efectiva posibilidad de consumo antes de las fechas de caducidad de los productos. Además, hay los comedores escolares y de empresas, los mercados de fruta y verdura, los restaurantes y los servicios de catering, y también os productores y los distribuidores de comida al por mayor.

Además de evitar que la comida se convierta en basura, es importante sobre todo pensar en cómo recuperarla, a través de la reducción de la cadena de distribución, para que las comidas en buenas condiciones se puedan redistribuir a los comedores sociales. Es necesario también organizar circuitos de recogida en los centros de restauración pública y privada, con una vasta redistribución a familias pobres, comunidades, centros sociales y asistenciales.

En este sentido, incluso en las provincias de Lombardía Oriental es posible encontrar unos ejemplos de estos tipos de experiencias, que gradualmente se van ampliando.

Los casos reales:

  • Mercados de cadena de distribución corta
  • Grupos de compra solidaria
  • Comedores de km cero y/o con productos biológicos  
  • Reducción de los desperdicios y reutilizo de los productos excedentes de la gran distribucion y de los comedores
  • Granjas educativas
  • Granjas turísticas
  • Redes de productores biológicos  
  • Restaurantes
  • Tiendas especializadas
  • Leer las etiquetas
  • Cursos de formación y perfeccionamiento  
  • Investigaciones científicas
  • Organizaciones que recuperan las comidas  
  • Etc.

East Lombardy es región europea
de la gastronomía 2017