La producción sustentable

La agricultura afecta mucho al medioambiente y sufre también las consecuencias de la contaminación y de los cambios climáticos. Para nutrir a millones de personas utilizando un número cada vez inferior de trabajadores, la agricultura se ha mecanizado y ha utilizado fertilizantes y pesticidas artificiales, reduciendo también las variedades de cultivos y las especies de animales criados.

Hoy en día existe una tendencia a reevaluar las producciones más sustentables, por ejemplo las más típicas, locales, estacionales, orgánicas: esas pueden saborearse en aquellos restaurantes, granjas turísticas y tiendas especializadas que ofrecen comidas de alta calidad.

Este tipo de producción la aprecia tanto los turistas, que pueden así descubrir los muchos sabores típicos de Italia, como los mismos ciudadanos, que de esta manera redescubren su propia identidad cultural en esas comidas.  

La variedad de las producciones está relacionada directamente con la biodiversidad, con las variedades de cultivo y de cría tradicionalmente más exitosas en territorios específicos.  

La estacionalidad permite producir utilizando pocas fuentes de energía de origen fósil como el petróleo, que se ha convertido en el motor de la agricultura mecanizada, pero que puede también reducirse a través de métodos más naturales. 

Las producciones biológicas pueden proteger tanto el medioambiente como la salud de los consumidores. 

East Lombardy es región europea
de la gastronomía 2017